Cargando...

Blog

REFLEJOS

 

Una de las enseñanzas con las que estoy más de acuerdo de la Escuela de Arquitectura de Sevilla es la referente a ampliaciones o remodelaciones de edificios-entornos históricos. Es una opinión subjetiva, por su puesto, pero en este tipo de actuaciones siempre nos han enseñado que sólo existen dos caminos: Utilizar el mismo lenguaje del edificio original para que la ampliación-actuación se mimetice con él o lo contrario, utilizar un lenguaje arquitectónico muy distinto que marque la diferencia, el contraste.

Fijándonos hoy en este último supuesto, el contraste, existen una serie de estrategias o herramientas que ayudan a comprender ambas edificaciones juntas y hermanadas, es decir, utilizando lenguajes arquitectónicos muy distintos, ayudan a ligar el concepto arquitectónico del conjunto.

Los reflejos son una de esas herramientas.

Todo esto vino a mi mente paseando por Sevilla cuando me encontré el edificio de ampliación de la Clínica Virgen de Fátima en la Avda de las Palmeras. Su gran muro cortina, en la fachada norte, refleja parte del edificio original y ayuda a ver ambos edificios, tan distintos, como un conjunto. (no hemos encontrado referencias al arquitecto, si alguien lo conoce, que nos lo diga)

 

 

Recordé otro edificio en el que había visto un efecto parecido de integración de lo viejo y lo nuevo, la ampliación del Museo Reina Sofía de Madrid de Jean Nouvel.

Pero no era necesario irse tan lejos para encontrar otros ejemplos notables de este recurso. Caminando un poco más hacia el norte, por la Avda de las Palmeras, se llega a la Torre del Oro y frente a ella el edificio de la Previsión Española de Rafael Moneo. Quizás más sutil que los dos casos anteriores, varios bajo relieves en bronce en el zócalo del edificio muestran reflejos de cómo sería el puerto en 1883, año de fundación de la Previsión Española.

 

Estos relieves pasan muy desapercibidos para el visitante u observador que no es curioso, pero integran el edificio en el contexto histórico de la zona, que por otra parte, es de gran complejidad.

 

 

Nos quedaríamos muy cortos si sólo incidiéramos sobre los reflejos en el caso de Jean Nouvel. Después de leer en su web la explicación del proyecto ni si quiera hace referencia a esto, pudo ser fruto de la casualidad al elegir los materiales y acabados de esa fachada, pero es que la componente de casualidad también existe en la arquitectura.

 

Podemos leer del proyecto del Museo:

 En la sombra, sí, el museo existente debe dominar con claridad. Debe imponer su poder con sencillez y claridad. La gran austera Reina Sofía, asediado por sus ascensores de cristal, es el lugar donde se salvaguarden nuestras obras maestras del arte reciente. Nuestro papel es el de prometer lealtad, el respeto expreso y pertenencia. El museo está creciendo, la anexión de parte del barrio no debe ser dura y traumatizante, pero la adaptación para la inserción de un edificio contemporáneo en un sitio existente tiene éxito sólo si se mejora lo que lo rodea, y si ella misma es reforzada por sus alrededores. Propongo un enfoque suave, natural. El actual museo ha acogido en su seno un lote triangular junto con tres o cuatro edificios existentes y algunos árboles. Mientras que estos edificios están siendo reemplazados, sus sustitutos, sin embargo siguen siendo aproximadamente los mismos lugares; la relación con el entorno no cambia radicalmente, sino que simplemente ha mejorado para abrir una vista de la fachada oeste del museo. La parte frontal de esta fachada estará rodeado de acero y la torre de vidrio que contiene instrumentos de iluminación y pantallas de proyección. Esta pequeña torre de cristal se completa la familia de las torres ya que rodean el actual museo. La adición es, literalmente, una extensión: piedra pedestal del edificio existente se amplía en el nuevo museo y se convierte en el suelo de los espacios de exposiciones temporales, la biblioteca, los restaurantes, y las oficinas. Dos paredes de los edificios anteriores se han conservado simbólicamente, no por su belleza, sino para afirmar el sentido de la mutación. La mayoría de los árboles se conservan. Los tres nuevos edificios, cada uno correspondiente a un programa específico, están dispuestas alrededor de un patio. La biblioteca se encuentra al sur; al oeste se encuentra un ala de las funciones sociales

Efectivamente no habla de los reflejos, pero al observar la foto, quien podría decir que no ayuda a la integración de ambos lenguajes.

Volviendo al principio de nuestro paseo, la Clínica de Fátima, ya sea fruto de la casualidad o de la habilidad del arquitecto proyectista, el edificio de la antigua clínica de estilo regionalista en ladrillo visto se vuelca sobre un muro cortina de un edificio contemporáneo, aplacado en blanco, con líneas réctas, muy minimalista en su decoración, incluso sin paralelismos, perpendicularidades ni simetrías con la construcción original, y se agranda para dar sensación de conjunto.

 

Cuando un arquitecto recibe un gran encargo, siempre quiere dejar su impronta, es humanamente comprensible. Más, si cabe, cuando actúa sobre o ampliando un edificio histórico. Particularmente pienso que en este tipo de actuaciones, tanto más brillante es tu legado, cuando menos se nota, cuando la vista del que observa o vive tu obra fluye suavemente del edificio original a la ampliación sin sobresaltos. Es la humildad del que viene después. Reconocer la herencia del pasado, consolidada por los años, y reflejarla en el presente.

 

Tags
Multimedia
Compartir
Articulos relacionados